NUESTRA FILOSOFÍA

filosofia

La Escuela de Cocina Luis Irizar comenzó su andadura con el curso   1992–1993 y cada año abre sus puertas dando la bienvenida a un escogido grupo de jóvenes que quieren formar parte del mundo culinario.

Nuestro objetivo es la formación de buenos profesionales de Cocina, respondiendo a su creciente demanda en el sector de la hostelería y contribuyendo al relevo generacional en el panorama gastronómico. La enseñanza trata de asentar unas sólidas raíces, tanto en los aspectos teóricos como en los aspectos prácticos y en los humanos.

Para la Escuela es muy importante aportar a los alumnos una visión real de la profesión.

 

Y por ello, en paralelo a los conocimientos académicos que reciben, los estudiantes comienzan las prácticas en empresas del sector desde el inicio de su aprendizaje.

Las elaboraciones culinarias se realizan con productos de la temporada, que diariamente se degustan, para educar una de las mejores herramientas con que cuenta un cocinero, “el paladar”.

Nuestro programa enseña las bases de la cocina profesional internacional; además, se hace un recorrido por las cocinas regionales y de igual modo, se siguen con interés las nuevas tendencias de la cocina actual a través de clases demostrativas.